EN VIVO  Radio Cadena 4

Llevaba doce armas de guerra y lo detuvieron en la Triple Frontera

El arsenal ingresaba desde Paraguay y tendría un valor cercano a los $10 millones. Había fusiles y pistolas de orígen turco y sospechan que la carga iría hacia Brasil. El conductor fue detenido.

Agentes especializados de la Dirección General de Aduanas frenaron un intento de contrabando de armas de guerra en la Triple Frontera que tendría como destino final Brasil. El procedimiento terminó con la detención de un ciudadano argentino, detallaron las fuentes a Infobae.

El hecho ocurrió cuando un hombre, a bordo de un Ford Ka, se presentó en la cabecera argentina del Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, el Paso Fronterizo Internacional Posadas - Encarnación. Los aduaneros le hicieron las preguntas habituales y les llamó la atención su nerviosismo: se mostraba ansioso y evasivo, manifestando con insistencia que no tenía nada para declarar y que era residente de la zona.

Durante la inspección manual del vehículo, los agentes advirtieron signos de reparaciones recientes y además, que el sector del baúl no era acorde al modelo original. Por ello, decidieron someter el vehículo a rayos X y convocar al personal de las fuerzas de seguridad.

Te puede interesar: El entramado narco detrás del arresto de un policía que trasladaba dos ametralladoras FMK3 en moto y dentro de una campera

El escáner dio cuenta de un espacio ubicado en el sector trasero, disimulado con el gran paragolpes que presenta ese modelo de automóvil en particular. Asimismo, reveló que en el interior del rodado había mercaderías ocultas: sin poder precisar de qué se trataba, en los paneles laterales había formas extrañas.

 
Agentes aduaneros encontraron 12 armas de guerra en un Ford Ka

La Aduana se puso en contacto con el Juzgado Federal de Posadas, que autorizó el desarmado del vehículo para verificar el contenido del doble fondo, así como de los paneles laterales. En ese momento, descubrieron un arsenal de armas de fuego de origen turco.

El cargamento estaba compuesto por siete fusiles semiautomáticos calibre 12 mm, marca DERYA VR90; un fusil semiautomático calibre 223 mm y cuatro pistolas automáticas calibre 9 mm. El valor de la mercadería supera los $10 millones, aunque en el mercado negro la cifra es superior

Las fuentes detallaron que el ingreso de armas de fuego sin declarar es una infracción contemplada en los 864 y 867 del Código Aduanero. En tanto, el contrabando prevé una pena de 4 a 12 años de prisión. Por el momento, el conductor del Ka quedó detenido e incomunicado.

A partir de lo que manifestó el hombre apresado, se presume que el arsenal ingresó a la Argentina en tránsito y que tenía Brasil como destino.

De acuerdo a las fuentes, se trata de una nueva ruta. Indicaron, además, que se habían observado acciones similares en la frontera entre Brasil y Paraguay, particularmente, en las localidades de Saltos del Guayrá y Pedro Juan Caballero.

Convirtió su auto en un Transformer para ocultar un millonario contrabando

Una mujer, de nacionalidad paraguaya, fue demorada en la Triple Frontera luego de que agentes aduaneros descubrieran que llevaba más de 6 mil productos de telefonía celular escondidos en los laterales traseros, en la zona del airbag y en el torpedo del auto en el que se trasladaba junto a su hijo menor de edad. La multa por la infracción podría ascender a $23.000.000.

Agentes especializados de la Dirección General de Aduanas desarticularon la insólita maniobra mientras realizaban controles habituales y llegó una conductora llegó al puesto de control en una camioneta Renault Captur de matrícula argentina. Ante las preguntas de rutina, la mujer contó que había ido a Paraguay a visitar familiares, pero que vivía en Eldorado, Misiones.

“¿Compras? No, nada. Sólo fui a visitar a mi familia”, aseguró. Sin embargo, al inspeccionar el vehículo, el personal aduanero notó signos de adulteración en el baúl. En ese momento la actitud de la conductora cambió y se puso sumamente nerviosa. Los aduaneros le preguntaron a qué se debía la anomalía del vehículo y terminó confesando: “La camioneta está llena de productos de electrónica”.

Tras el testimonio de la mujer, el personal del organismo decidió realizar una inspección más profunda y utilizar el escáner, un método no intrusivo de control. Las imágenes mostraron objetos no coincidentes con la forma original del auto en los laterales traseros, en el torpedo y en la zona del airbag, detallaron fuentes de la Aduana a Infobae.

De esta manera, procedieron a revisar los lugares identificados en el escáner, para lo cual fueron desarmando esas zonas del vehículo. En efecto, encontraron productos de telefonía celular envueltos en bolsas de nylon en casi todo el vehículo.

Durante la inspección, el personal del organismo encontró 71 celulares de marca Xiaomi, 720 fundas para teléfonos, 3.000 flex de carga, 105 módulos de pantalla para teléfonos móviles, 1.000 ringers/campanas para celulares y 1.300 bandejas porta tarjetas SIM.

El valor estimado de la mercadería asciende a $7.806.134, por lo cual excedía ampliamente la franquicia contemplada en el régimen de equipaje para ingresos por vía terrestre, de USD 300 por persona. Sin embargo, la cantidad y variedad de los productos hallados permite presumir que estaban siendo importados con fines comerciales, lo cual prohíbe su ingreso por la vía del mencionado régimen simplificado.

La Dirección General de Aduanas presentó la debida denuncia ante el Juzgado Federal de Eldorado, que ordenó el secuestro de la mercadería. En los términos del artículo 977 del Código Aduanero podría caber una multa de $23 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *